Biografía de Franz Kafka

La Biografía de Franz Kafka nos revela uno de los escritores más influyentes del siglo XX que abrazó el expresionismo, el existencialismo y el Modernismo, cuyas obras  “La metamorfosis”, “El proceso”, “El castillo”, “Un artista del hambre”, entre otras no menos importantes, lo encumbraron a la fama por su  estilo y su forma tan sinigual de estructurar sus relatos, novela, relato y epistolografía.

Índice

    Resumen de la biografía de Franz Kafka

    Biografía de Franz Kafka: Vida y Obra Literaria

    Nació en el seno de una familia de comerciantes judíos el 3 de julio de 1883 en Praga (Checoslovaquia) de la unión de Hermann Kafka y Julie Kafková, y se crio en el seno de una familia adinerada que pertenecía a la minoría judía de lengua alemana.

    Tuvo tres hermanas menores Elli, Valli y Otla y dos hermanos mayores que murieron en sus primeros años de vida. Se cree que sus tres hermanas podrían haber muerte años después en los campos de concentración en el período de la Alemania Nazi.

    Estudios y Formación

    Algunas de la Biografia de Franz Kafka, enigmático escritor checo, reseñan que cursó estudios primarios entre los años 1889 y 1893, en la Deutsche Knabenschule y sus estudios secundarios los realizó en el Altstädter Deutsches Gymnasium.

    Para el año de 1901 logró aprobar el examen de bachillerato y fue así como comenzó a estudiar química en la Universidad de Praga, aunque solamente  estuvo asistiendo durante quince días. Luego hizo la prueba con Historia del Arte y Filología alemana pero fue obligado por su progenitor a estudiar Derecho al culminar el bachillerato (1901), carrera por la que nunca sintió ningún interés, pero aun así, se doctoró en derecho en el año 1906.

    Franz Kafka tuvo una formación enmarcada en un ambiente cultural de la Alemania del siglo XIX. Su padre, Hermann Kafka, obtuvo una relajada posición con una boda ventajosa y por ello pudo costear una buena formación para su primogénito en uno de los colegios alemanes de la vieja Praga.

    Los años vivenciados en la universidad le dejaron tiempo para profundizar en sus aficiones filosóficas y literarias, llegando a leer a numerosos autores en esta área, donde conoció al futuro escritor y crítico literario Max Brod, con quien entabló una íntima amistad predestinada a perdurar toda la vida.

    Franz Kafka  y su amistad con Max Brod

    La personalidad enérgica y activa de Max Brod, opuesta radicalmente a la del miedoso e introvertido Kafka, apaciguó su soledad y su manifiesta tendencia al aislamiento, segun nos revelan algunas de la Biografia de Franz Kafka,

    Al finalizar sus estudios, trabajó en varios bufetes de abogados y, desde el año  1908, en una compañía de seguros de Praga, donde desarrollo sus tareas con eficiencia y puntualidad, llegando incluso a merecer un ascenso; No obstante, Kafka  no tenía ambición profesional.

    El aburrido empleo (que no abandonó hasta el año de 1920, a causa de su deteriorada salud) lo ocupaba solo en las mañanas y por ello podía dedicarse en las tardes y en las noches a la literatura, que era su verdadera pasión.

    Su Interés por lo Místico y lo Judío

    En el año de 1911 tuvo la oportunidad de conocer a Yitzchak Lowy, actor de teatro yiddish; con quien comenzó a interesarse por la mística y la religión judía, las cuales  ejercieron una notable influencia sobre él y favorecieron su apego al sionismo.

    Uno de sus planes era emigrar a Palestina, pero esto se vio frustrado en 1917 al sufrir los primeros síntomas de la tuberculosis, enfermedad que sería la causante de su muerte.

    Este diagnóstico llevó a Kafka a romper definitivamente con su compromiso matrimonial con Felice Bauer, a quien había conocido en el año 1912 gracias a  Max Brod. Se sabe que durante los cinco años que perduró la relación con Felice, esta fue repetidamente abandonada y retomada por las interminables vacilaciones de Kafka.

    Marcado por la Tuberculosis

    Kafka marcado por la Tuberculosis

    Esta enfermedad lo obligó a pasar largas temporadas en diversos hospitales y sanatorios, primero en los Alpes italianos y luego en Kierling, cerca de la ciudad de Viena, de acuerdo con lo que nos revela la Biografía de Franz Kafka.

    Fue en uno de estos donde se enamoró de la joven Julie Wohryzek, pero oposición la radical del padre de Kafka imposibilitó esta relación y su matrimonio, lo cual sirvió de inspiración para crear el documento más revelador de esa conflictiva relación paternofilial: la famosa “Carta al padre” que Kafka escribió en 1919, y que publicada póstumamente, sin ser enviada a su destinatario.

    En el año de 1920, tuvo un encuentro con la traductora y periodista checa Milena Jesenská, que luego se transformó en una relación profunda, testimoniada en las “Cartas a Milena”, las cuales salieron a la luz en 1952.

    Pero ni Kafka ni la propia Milena, quien estaba casada con otro hombre, tuvieron la fuerza necesaria para acabar con ese matrimonio, y a partir de 1921 decidieron  distanciarse.

    Fue cuando decidió establecerse en una casa de campo que fue comprada por su hermana, en la que escribió “El castillo”. De acuerdo con la Biografía de Franz Kafka, redactada por Víctor Moreno, María E. Ramírez, Cristian de la Oliva, Estrella Moreno y otros (2002) y publicada en su sitio web buscabiografias.com, en el año de 1923, aun con la enfermedad muy avanzada, tuvo la oportunidad de conocer a la jovencísima y vital Dora Diamant, su gran amor, el que había anhelado siempre, y que le devolvió fugazmente la esperanza.

    Pero en abril del año 1924 sus dolencias empeoraron y en compañía de Dora Diamant, de su amigo Max Brod y de su tío Siegfried, murió el 3 de junio de 1924 en el sanatorio de Kierling.

    Frases Célebres de Franz Kafka

    NOTA
    • “Comience con lo correcto en lugar de lo aceptable”
    • “Soy libre y es por eso que estoy perdido”

    Franz Kafka como Escritor

    Franz Kafka como Escritor

    Fue hijo de un comerciante que abrumó su existencia, lo que se refleja en uno de sus relatos “Carta al padre”, escrito en el año de 1919, donde expresa sus sentimientos de inferioridad y de rechazo hacia su progenitor.

    Se dice que permaneció con su familia la mayor parte de su vida y que no llegó a casarse, aunque estuvo comprometido en dos ocasiones.

    Su difícil y complicada relación amorosa con Felice Bauer, una hermosa chica  alemana quien pretendió entre los años de 1912 y 1917, se puede analizar y entender en “Cartas a Felice”, las cuales fueron publicadas en el año 1967 luego de la muerte de esta última.

    Fue un destacado poliglota, ya que aparte del alemán, dominaba también el checo, francés, latín, griego y hasta el hebreo. La fortaleza y atracción de su obra ha sido tan trascendente que el término “kafkiano” hoy es aplicado a situaciones sociales apesadumbradas o grotescas, o a su particular tratamiento en la literatura.

    La Metamorfosis

    Su estilo narrativo entremezcla con naturalidad, fantasía y realidad, imprimiéndole a su obra un aire claustrofóbico; un ejemplo de ello es su relato más leído “La metamorfosis” (1915).

    En este relato, Gregorio Samsa, su protagonista, un agente de seguros, llega a descubrir con el despertar  de una  mañana que se ha transformado sin saberlo en un enorme insecto; por lo cual es rechazado por su familia, la cual deja que se muera solo. Otro de sus relatos es “En la colonia penitenciaria” (1919), una fantasía sobre las cárceles y la tortura.

    El Proceso

    Poniendose en contra de su deseo de que sus escritos inéditos fuesen destruidos al morir, el escritor austriaco Max Brod, su eterno amigo y biógrafo, tomó la decisión de publicarlos como homenaje póstumo. Entre esas obras, de acuerdo con la Biografia de Franz Kafka, se hallaban las tres novelas por las que ha sido más reconocido: “El proceso” (1925), El castillo (1926) y América (1927).

    Lo que es innegable, es que por su trascendental influencia, Franz Kafka se colocó a la cabeza de la renovación que inició el género novelístico en las primeras décadas del siglo XX, donde también deben ubicarse grandes maestros como el francés Marcel Proust, el irlandés James Joyce y el estadounidense William Faulkner.

    Pero su originalidad rebelde e irreductible, así como el inmenso valor literario de su obra lograron que se encumbrase a posteriori hacia una posición privilegiada, casi mítica, en el ámbito de la literatura contemporánea.

    Tanto así, que luego de más de cien años después de “La metamorfosis”, las diversas interpretaciones trazadas desde las más variadas perspectivas (desde el enfoque existencialista al sociológico o psicoanalítico, atravesando aquellas que parten del judaísmo o de la biografía del autor) continúan pareciendo reducciones o simplificaciones de una obra que, por su gran riqueza significativa, no tiene parangón en la literatura universal.

    Características de la obra de Kafka

    Características de la obra de Kafka

    La estructura  literaria de Kafka es complicada, casi comparable a un laberinto. Estos son los aspectos más relevantes del estilo kafkiano:

    • Temática de lo absurdo: se ha usado el término kafkiano para calificar a aquello que, pese a su aparente normalidad, es absurdo definitivamente. Porque las historias que se narran en sus obras pueden parecer muy comunes o corrientes pero, a lo largo de su lectura se convierten en situaciones surrealistas.
    • Personajes insólitos o extraños: son, a menudo, seres con características singulares. Suelen ser personajes apáticos y alineados que presentan frustración.
    • El Lenguaje elaborado y preciso, casi siempre escrito desde la mirada de un narrador omnisciente.
    • Estructura lineal de tiempo, sin tintes anacrónicos.

    Interpretaciones sobre la obra de Kafka

    También hay que hacer hincapié en las diversas interpretaciones hechas a la obra de Franz Kafka, la cual representa a menudo el espíritu del siglo XX y por esa razón sigue atada a todo tipo de interpretaciones. Algunos de estos enfoques son:

    Autobiográfico: esta lectura de la obra de Kafka toma en cuenta el posible reflejo de la vida del autor en su obra. Principalmente, a la difícil y compleja situación familiar que vivió Kafka con su progenitor. También, se nota el reflejo de su escepticismo o su naturaleza religiosa.

    Psicológico o psicoanalítico: esta mirada trata de ubicar posibles símbolos de referencia sobre el pensamiento de Sigmund Freud en la obra de Kafka.

    Sociológico y político: hace referencia a una posible explicación de su obra a través de la justificación de los acontecimientos históricos y sociológicos de la época en la que Kafka vivió. A su vez, existen otras posibles interpretaciones que ubican influencias marxistas y anarquistas en la misma.

    Sabía Ud., que...

    NOTA

    Franz Kafka se convirtió en vegetariano tras una de sus visitas al acuario. Se sabe que aquel día, acercándose a los peces, manifestó que por fin podía mirarlos en paz, pues jamás volvería a comer uno de ellos.

    Novelas Más Relevantes

    • La metamorfosis (1913)
    • América (1913)
    • El Proceso (1914)
    • El Castillo (1922)

    Relatos

    • Descripción de un combate (1905)
    • Preparativos de una boda en el campo (1907)
    • Los aeroplanos de Brescia (1909)
    • La condena (1912)
    • Contemplación (1913)
    • La Colonia Penitenciaria (1914)
    • El maestro de pueblo / el topo gigante (1914)
    • Blumfeld, un solterón (1915)
    • Un Médico Rural (1919)
    • La Muralla China
    • La construcción (1923)
    • Un artista del trapecio
    • Un artista del hambre (1924)
    • Josefina la cantora o el pueblo de los ratones (1924)
    • Investigaciones de un perro (1924)

    Obra epistolar, diarios y aforismos

    • Cuadernos en octava (1917)
    • Diarios (1910-1923)
    • Carta al Padre (1919)
    • Cartas a Milena Cartas a Felice
    • Enlaces de interés:
    • Home - Franz Kafka
    • Ver cronología de Franz Kafka
    • *buscabiografias.com

    Muerte de Frank Kafka

    Muerte de Frank Kafka

    Su muerte se produjo en Kierling (Austria) el 3 de junio de 1924, a la edad de  40 años, a causa de las complicaciones provocadas por la tuberculosis, la que comenzó a padecer en el año de 1917.

    La persistencia de esta enfermedad, requeriría su convalecencia con frecuencia, apoyado notablemente por su hermana Ottla. No obstante, y a  pesar de su miedo a que lo vieran repulsivo tanto física como mentalmente, impresionaba por su bondad infantil, orden, austeridad, comportamiento tranquilo, inteligencia y un sentido del humor seco.

    Kafka también sufrió de depresión clínica y fobia social durante toda su vida. Por ello sufrió de migrañas, insomnio, estreñimiento y otras dolencias que fueron generadas por la depresión y la ansiedad.

    Aun así, intentó enfrentar estos síntomas con un régimen naturópata, dieta vegetariana y una ingesta de grandes cantidades de leche sin pasteurizar (lo que pudo provocarle la tuberculosis).

    Se sabe que cuando su enfermedad empeoró, regresó a Praga y visitó el sanatorio del doctor Hoffmann en Kierling, muy cerca de Viena, donde finalmente falleció. Los daños en su garganta le impedían por el dolor comer, y sin terapia intravenosa en esa época era difícil alimentarle. Su cuerpo fue trasladado a Praga (República Checa), donde fue sepultado en el Nuevo Cementerio Judío.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir