Biografía de Gabriela Mistral

En esta Biografía de Gabriela Mistral vemos que su tendencia modernista inicial busca un estilo personal, con un lenguaje coloquial y simple, de gran musicalidad, y un simbolismo que conecta con una imaginería de tradición folclórica, donde los niños son el centro de su escritura.


Índice

    Resumen de la biografía de Gabriela Mistral

    Biografía de Gabriela Mistral: Vida y Obra Artística

    Gabriela Mistral, fue una diplomática y poetisa chilena de ganada fama, quien fue galardonada con el Premio Nobel de Literatura en el año de 1945 y Premio Nacional de Literatura de Chile en el año de 1951 por sus increíbles obras literarias, tales como “Sonetos de la Muerte”, “Tala”, “Poema de Chile”, entre otras.

    Vino al mundo gracias a la unión matrimonial de un profesor rural, Juan Jerónimo Godoy y de Petronila Alcayaga, el 7 de abril de 1889, en la ciudad de Vicuña, cuarta región, Chile, siendo bautizada por sus padres como Lucila de María del Perpetuo Socorro Godoy Alcayaga, que era su nombre original.

    Según la Biografía de Gabriela Mistral a los tres años su progenitor abandonó la familia. Se sabe que como pareja tuvo una relación con a Doris Dana y un hijo que llevaba por nombre Juan Miguel Godoy Mendoza.

    El Modernismo y la Literatura Chilena

    Tras la caída del modernismo, parte de la lírica hispanoamericana de los años de las entreguerras continuó los pasos de las vanguardias europeas,  mencionando solo ejemplos chilenos, éstos serían los casos de Vicente Huidobro, el fundador del creacionismo, o del mismo Pablo Neruda, padre del surrealismo en “Residencia en la tierra”.

    Pero otros poetas, en cambio, decidieron alejarse del modernismo y se inspiraron en una poesía más sencilla y humana. Gabriela Mistral se convirtió en la figura capital de esta última tendencia.

    Como es sabido, tras unos inicios aún marcados por el modernismo, Gabriela Mistral logró desarrollar una expresividad muy propia fundamentada en un estilo elemental de imágenes intensas, con las que desnudó su intimidad adolorida y un corazón colmado de amor, volcado, tras el amor trágico de “Desolación”,  sobre los niños, los desvalidos o por su propia tierra, en tonos profundamente religiosos.

    Su vida se movió sin lentitudes entre la literatura y la docencia; pero fue la  carrera diplomática, lo que le permitió realizar numerosos viajes y pasar diversas temporadas en ciudades europeas, norteamericanas y latinoamericanas, en las cuales logró publicar la mayoría de sus obras literarias.

    Estudios y Formación Profesional

    Se  tiene información de que tuvo una hermanastra, graduada también de maestra, quien le enseñó las primeras letras. Luego logró ingresar en la Escuela de La Unión, finalizando su educación básica en Vicuña, en la cual su  directora pensaba que padecía de un "retraso mental".

    Casi obligada a convertirse en una persona autodidacta, a causa de la dificultosa situación económica de su familia y al aislamiento de la región donde habitaba en Chile.

    Durante el año de 1904, Gabriela Mistral colaboró con la publicación del  periódico “Coquimbo”, de La Serena, utilizando algunos seudónimos como “Alguien”, “Soledad y Alma”.

    Gabriela Mistral la Profesora

    Al llegar a los quince años comenzó a trabajar en la Escuela de La Compañía, una aldea vecina a Vicuña. Durante ese período, impartió clases en la Escuela de La Cantera. Con su temprano amor y vocación por el magisterio, se desempeñó como directora de varios liceos fiscales.

    Siendo una reconocida Inspectora en el Liceo de Señoritas de La Serena y reconocida educadora, tuvo la oportunidad de visitar países como México, Estados Unidos y Europa, estudiando bien las escuelas y los métodos educativos de esos países, además fue profesora invitada de las universidades de Barnard, Middlebury y Puerto Rico.

    Gabriela Mistral la Poeta

    Gabriela Mistral la Poeta

    En el año de 1907, Gabriela Mistral fue colaboradora de los periódicos La Voz de Elqui y La Reforma. Posteriormente figuró en la antología “Literatura Coquimbana” de L. Carlos Soto Ayala, quien logró publicar tres de sus prosas poéticas: “Ensoñación”, “Junto al mar” y “Carta íntima”.

    Su verdadera fama como poetisa llega en el año 1914, cuando fue galardonada con un premio en unos Juegos Florales por sus “Sonetos de la muerte”, cuya inspiración nació con el suicidio del joven Romelio Ureta.

    A este concurso se presentó con el seudónimo Gabrielle D'Annunzio y Frédéric Mistral, que desde entonces la acompañaría toda su vida y que fue creado por la escritora como homenaje a esos dos poetas que admiraba.

    Poetisa y Diplomática

    A partir de 1933, y durante un periodo de veinte años, Gabriela Mistral trabajó como cónsul de su país en ciudades como Madrid, Lisboa y Los Ángeles, entre otras.

    Su poesía se tradujo al inglés, francés, italiano, alemán y sueco, siendo muy influyente en la obra creativa de muchos escritores latinoamericanos posteriores, como Pablo Neruda y Octavio Paz. Sus diversos poemas escritos para los niños se recitan y cantan en diversos países.

    Sus Poemas y el Premio Nobel de Literatura

    Sus Poemas y el Premio Nobel de Literatura

    Luego de escribir su primer libro de poemas, “Desolación” (1922), le siguieron otros, como “Ternura” (1924), “Tala” (1938), “Lagar” (1954), pero su labor incansable seguía llenando las páginas de los periódicos de su región.

    En el año de 1945 se llevó la mejor de las sorpresas en el mundo de la literatura por consagrarse como el primer escritor de Latinoamérica que logró obtener el Premio Nobel de Literatura. Más tarde, en el año de 1951, le otorgaron el Premio Nacional de Literatura de su país.

    Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E. (2004) en la Biografía de Gabriela Mistral de la enciclopedia biográfica en línea. Barcelona (España), nos dicen que atenta a los diversos problemas de su tiempo, Gabriela Mistral analizó diversas temáticas.

    Muchas de esos temas, reflejaban la condición de la mujer en Latinoamérica, el valor del indigenismo, la educación de los pueblos americanos, la falta de elevar la dignidad y condición social de los niños en nuestro continente, la religiosidad, el judaísmo, e incluso la maternidad. Sus diferentes  ensayos educativos fueron aglutinados en el libro “Magisterio y niño” (1982).

    Su Vida Privada y su Lesbianismo

    Su Vida Privada y su Lesbianismo

    Al cumplir los diecisiete años se relacionó con Romelio Ureta, empleado de la compañía de los Ferrocarriles, quien lo consideró el amor de su vida. Pero, aun sin evidencias comprobadas, el 25 de noviembre de 1909, a la edad de veintiséis años, Romelio acabó con su vida suicidándose en Coquimbo.

    Se dice, de acuerdo con la Biografía de Gabriela Mistral, que Romelio tomó sin autorización dinero de la caja del ferrocarril para prestarle auxilio a un amigo y al ver que no podía restituirlo decidió acabar con su vida. Solo se sabe, que en sus  bolsillos se hallaba una tarjeta escrita con el nombre de Lucila Godoy.

    Ya para el año de 1928, y en compañía de su amiga íntima Palma Guillén, decidió tomar en adopción a Juan Miguel Godoy Mendoza, quien nació en Barcelona en el año de 1925, hijo de su medio hermano Carlos Miguel Godoy y de una dama  catalana llamada Marta Mendoza.

    Este niño le hizo siempre compañía a Gabriela Mistral en sus viajes, pero cuando  residían en Petrópolis (Brasil), este se enamoró de una joven alemana con la que quiso contraer matrimonio, a lo que Gabriela se opuso a la boda, llevando al joven muchacho a suicidarse, quien ingirió arsénico el 14 de agosto del año 1943.

    Con el correr de los años, Gabriela Mistral se relacionó íntimamente con Doris Dana, a quien conoció en Nueva York en el año 1946. Dana se auto concebía como lesbiana y tenía 31 años más joven que la poetisa; es decir, tenía 27 años cuando se conocieron y a Gabriela Mistral su figura y belleza le recordaba físicamente a Katherine Hepburn, actriz de reconocida trayectoria cinematográfica en Hollywood.

    Esta amiga llegó a laborar de forma ocasional en el Departamento de Estado, y aunque no compartían la misma lengua, su relación íntima perduró hasta la muerte de la poetisa, llegando a convertirse Doris Dana en la albacea de su obra y también su principal heredera.

    Homenajes Póstumos

    Lo que sí se sabe, es que sus restos recibieron el merecido homenaje de su pueblo chileno, declarándose tres días de duelo oficial. Los restos de Gabriela Mistral arribaron a su país, el 19 de enero de 1957 y fueron velados en la Universidad de Chile, donde cuatrocientas niñas del Liceo Nº 6, en el que  Gabriela fue su primera directora, cumplieron con su guardia de honor.

    Fue sepultada en Montegrande y fue homenajeada en todo el Continente y en la mayoría de los países del mundo. Por eso, desde julio de 1981, su imagen aparece impresa en el billete de 5000 pesos chilenos. En el año 2009, se puso de nuevo en circulación otro billete de 5000 pesos, con otra imagen de Gabriela Mistral.

    NOTA

    Sabías Ud., que…

    Escribía sobre sus rodillas en una tablita con la que viajaba siempre apoyada sobre sus rodillas, jamás usó una mesa de escritorio.

    Obras Más Representativas de Gabriela Mistral

    Obras Mas Representativas de Gabriela Mistral

    • Sonetos de la Muerte (1914)
    • Desolación (1922)
    • Lecturas para mujeres (1923)
    • Ternura (1924)
    • Nubes blancas y breve descripción de Chile (1934)
    • Tala (1938)
    • Todas íbamos a ser reinas (1938)
    • Antología (1941)
    • Lagar (1954)
    • Recados, contando a Chile (1957)
    • Poema de Chile (1967)
    • Almácigo (2008)
    • Niña errante (2009, epistolario)
    • Hijita querida (2011)
    • Epistolario americano (2012, correspondencia)

    NOTA
     

    Frases Célebres de Gabriela Mistral

    “No digas lo que piensas, pero piensa lo que dices”

    “Crearás belleza no para excitar los sentidos sino para dar sustento al alma”

    Una Muerte Acompañada de la Amistad

    Una Muerte Acompañada de la Amistad

    Tras una larga lucha contra el cáncer de páncreas, Gabriela Mistral murió a los 67 años el día 10 de enero del año 1957, en el Hospital General de Hempstead, en la ciudad de Nueva York. No murió sola, pues en todo momento fue acompañada y asistida por su pareja intima Doris Dana.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir