Biografía de Georg Wilhelm Friedrich Hegel

En esta ocasión te ofrecemos la Biografía de Georg Wilhelm Friedrich Hegel (1770-1831), uno de los filósofos más influyentes de nuestra historia por sus valiosos aportes a la ideología, la política y la economía mundial, cuyo legado aún se encuentra vigente.

Amado y despreciado por muchos detractores en su tiempo, este respetado filósofo alemán a través de sus estudios e investigaciones socio-históricas, desenmascaró al incipiente sistema capitalista, promoviendo a su vez un sistema que puede ser considerado como el fin del idealismo postkantiano.

Índice

    Biografía de Georg Wilhelm Friedrich Hegel

    Biografía de Georg Wilhelm Friedrich Hegel

    Datos Familiares sobre la Biografía de Hegel

    Georg Wilhelm Friedrich Hegel nació el 27 de agosto de 1770 en Stuttgart, actual Alemania. Sus padres fueron María Magdalena Louisa Fromm, quien murió cuando solo tenía trece años y Georg Ludwig Hegel, un funcionario de la hacienda pública, quien se desempañaba como secretario de la delegación de hacienda.

    Su padre anhelaba ver a su hijo convertido en un pastor protestante, por lo que lo impulsó a ingresar en la Universidad de Tubinga; sin embargo, siempre mantuvo una relación muy distante. Tuvo una hermana, Christiane Luise, y un hermano, Georg Ludwig.

    En 1811, durante su estancia en Nuremberg, contrajo nupcias con Marie von Tucher, 21 años menor, con quien procreó tres hijos: una niña, que murió al poco de nacer, y dos varones, Karl von Hegel e Immanuel.

    No obstante, antes de su matrimonio, procreó un hijo ilegítimo, Ludwig, que acabaría viviendo con ellos. Para esa época es nombrado Consejero Escolar de la ciudad, renunciando en ese tiempo al sueño de una carrera universitaria.

    Hegel: Estudios y Clausura de la Universidad de Jena

    Biografía de Hegel: Estudios y Clausura de la Universidad de Jana

    Sus primeros estudios los realizó en una institución de su ciudad natal, donde escudriño a los filósofos clásicos griegos y latinos. Fue un estudiante muy esforzado y disciplinado, ordenado y de mucha obediencia.

    Al culminar su bachillerato se dirigió a la Universidad de Tubinga para proseguir sus estudios sobre Teología, vinculándose entre 1788 y 1793 con el poeta Hölderlin y al filósofo Schelling. Laboró como preceptor en Berna (Suiza-1793), pero dos años más tarde muere su padre, quien le dejó una importante herencia, lo que le permitió renunciar a su trabajo como tutor.

    En el año 1801 Hölderlin y Schelling lo motivan a incorporarse como profesor e investigador de la Universidad de Jena. Allí concluyó su famosa obra filosófica “Fenomenología del espíritu” (1806), uno de los trabajos más importantes de su carrera como investigador y filosofo.

    Al agotar la herencia de su padre, se vio en la necesidad de trabajar como redactor periodístico en Bamberger Zeitung de Baviera, trasladándose después a Nuremberg donde trabajó en un gymnasium durante ocho años como director del mismo.

    Luego de siete años de trabajo publicó “Ciencia de la Lógica” (1812). Para el año de 1816 dictó la cátedra de Filosofía de la Universidad de Heidelberg y pudo publicar además sus pensamientos filosóficos en su obra “Enciclopedia de las ciencias filosóficas” (1817).

    La Filosofía del Derecho” (1821), se le conoce como su última obra publicada, lograda mediante algunos escritos de sus conferencias, junto con apuntes y esbozos de sus alumnos, que salieron a la luz pública luego de su fallecimiento

    Hegel: el Último de los Grandes Metafísicos

    Universidad de Jena

    Fue el último de los grandes metafísicos, quien revolucionó las ciencias y la filosofía con aportes esenciales en diferentes campos, que abarcan la filosofía de la estética, de la ética social y de la historia, teniendo en esta última sus dos categorías explicativas claves: la razón y la libertad.

    Intento una comprensión total de la realidad, la que identificó como el absoluto (Idea), donde la naturaleza y el espíritu solo son dos formas continuas, que se desarrollan por sí misma con el triple proceso dialéctico de tesis, antítesis, síntesis.

    Recalcó que ésta transita por tres grados: en una correspondencia consigo misma (espíritu subjetivo), en la forma de realidad del mundo producido por ella (espíritu objetivo) y en la forma de la unidad en sí y por sí (espíritu absoluto).

    Sedún su sistema no existe ni dios trascendente, ni persona independiente. Hegel tuvo un impacto muy fuerte en el pensamiento de la modernidad, muy específicamente, en la filosofía del Estado, la sociedad y la historia, y muy especialmente en el materialismo dialéctico de Carlos Marx, uno de sus más fervientes seguidores.

    Como se sabe, su permanencia en Jena duró hasta octubre de 1806, cuando ésta fue tomada por los franceses y la Universidad fue clausurada con la entrada de Napoleón, viéndose obligado a escapar. Hegel, para ese entonces lo exalto como "el espíritu absoluto" y dominante del mundo quien lograría hacer realidad el destino moderno de la política.

    Obras Relevantes de Hegel

    NOTA
    Hegel es reconocido por sus aportes a la Teoría del Idealismo Absoluto, a la Dialéctica y la Dialéctica del Amo y el Esclavo, pero sus grandes obras se resumen en:

    1. Fenomenología del Espíritu, Ciencia de la lógica, Enciclopedia de las ciencias filosóficas, Elementos de la filosofía del derecho
    2. Lecciones, se encuentran Filosofía de las Bellas Artes (1835-1838), Lecciones de la historia de la filosofía (1833-1836), Lecciones de filosofía de la religión (1832) y Lecciones sobre la filosofía de la historia (1837).

    Hegel y sus Otras Influencias Filosóficas

    Junto a Hölderlin y Schelling, cultivaron su espiritualidad no extraña a la mística, por lo que decidieron abandonar la carrera de pastor a la que habían sido destinados. En el caso de Hegel, este fue influenciado por el pensamiento ético de Inmanuel Kant y el rigor especulativo de Barú Spinoza.

    Al llegar a los 23 años trabajó como profesor de los hijos de una familia aristócrata; sin embargo, poco tiempo después se decepcionó por el trato servil que le exigían y lo abandonó, dirigiéndose a la ciudad de Frankfurt donde trabajó como preceptor de una familia de clase la media, como lo apuntamos antes.

    A pesar de que los románticos e idealistas alemanes de su época compartían las mismas ideas de libertad y de absoluto, Hegel valoraba más el sentimiento y las pasiones, pero puestas éstas al servicio de la razón. Como inconsciente de sí consideraba Hegel a la naturaleza y que sólo mediante la sociedad, la cultura y el Estado, la humanidad podía superar el proceso de alienación de lo meramente natural.

    Por ello, fue el creador del sistema más firme del idealismo, aunque antes tuvo que superar muchos conflictos.

    Hegel y la Revolución de Napoleón Bonaparte

    Viendo con Buenos ojos la Revolución...

    Al morir su padre se convirtió en funcionario del Estado, con el objetivo de proyectarse como filosofo, mientras era acosado por las penurias económicas, deseando encontrar un puesto remunerado para concretar su gran libro filosófico sistemático.

    Con el nacimiento de su hijo ilegítimo, Ludwig Fischer, los problemas morales, sociales y económicos se acrecentaron y la realidad histórica dificultaban cada vez más la valoración de su obra: “Fenomenología del Espíritu”

    No obstante, en los primeros momentos veía con buenos ojos la expansión de la revolución e inclinaba su pensamiento en favor de Napoleón Bonaparte. Lo asume como la encarnación del espíritu universal.

    Ya convertido en alguien respetable, logra por fin el cargo de rector en la enseñanza media en Nuremberg, desde donde redacta la “Ciencia de la Lógica” en tres volúmenes; esta publicación que nadie menospreció ni Immanuel Kant hizo dudar de la capacidad filosófica de su autor.

    A los 46 años obtiene su tan ansiado puesto en la Universidad de Heidelberg, el cual ocupó hasta 1818 y desde ese entonces hasta la fecha de su muerte se desempeñó en la Universidad de Berlín.

    NOTA
    Sabías que…

    Su relato sobre La dialéctica del amo y el esclavo que se puede ubicar en su libro “Fenomenología del espíritu” fue considerado como muy influyente, especialmente en la Francia del siglo XX.

    Hegel y las Características de su Sistema Filosófico

    Caracterizan su sistema filosófico el racionalismo absoluto, centrado en la Dialéctica, método para obtener el conocimiento como proceso histórico que se crece en lo Absoluto y que se identifica con el Ser Verdadero y Real.

    Tanto en el Absoluto como en el proceso histórico convergen la tesis, la antítesis y la síntesis. Esta última es susceptible de transformarse en una nueva tesis, donde están involucradas la superación de ambas. A su vez, le atribuye realidad a la vida mental, todo ello expuesto en su obra “La lógica” vista más como una metafísica que considera el espíritu absoluto y cimienta su auto despliegue.

    Muchos de sus aportes fueron asumidos por Carlos Marx, quien transforma su Idealismo Dialéctico en su Materialismo Dialéctico, plasmado en su obra «El Capital».

    En medio de la epidemia del Colera de 1831 muere, dejándonos un gran legado, que aun hoy se encuentra vigente y es discutido en las Universidades mas importantes del mundo.

    Reflexiones Finales sobre la Biografía de Hegel

    Biografia de Hegel: Obras Destacadas

    Luego de profundizar en la obra de pensadores como Gottfried Herder, Schiller, Lessing e Immanuel Kant, Hegel se entusiasmó con la Revolución Francesa.

    Siendo profesor de la Universidad de Heidelberg (1816-1818) y luego de Berlín (1818-1831), inicialmente compartió el idealismo de Fichte y Schelling, pero a medida que fue creando su propio sistema filosófico, decidió alejarse de ellos.

    El mismo Hegel llamaba al idealismo de Fichte de «subjetivo», el de Schelling de «objetivo» y el suyo como «Absoluto»; pero denunciaba la incapacidad de éstos por resolver la contradicción, labor que para él constituía el propósito último de la verdadera filosofía:

    NOTA
    La supresión de la diferencia es la tarea fundamental de la filosofía”.

    No en vano el sistema propuesto por Hegel es el último de los creados en la historia de la filosofía. La «contradicción» es el conjunto de oposiciones que determinan la historia de las ideas desde: lo singular y lo universal, la Naturaleza y el Espíritu, el bien y el mal, etc.

    La superación de esta contradicción, según Hegel, debe cumplirse a partir del pensamiento «dialéctico», cuyas fuentes están en los filósofos clásicos Heráclito y en Platón.

    Hegel y el Fin del Concepto Kantiano de Noúmeno

    Biografía de Georg Wilhelm Friedrich Hegel

    Si la filosofía alemana del momento era dominada por el concepto kantiano de noúmeno, la cual suponía el límite para el avance del conocimiento; para Hegel “la filosofía tiene que dejar de ser "tendencia" al saber para ser un efectivo y pleno "saber", para ser ciencia (Wissenschaft)”.

    Para Hegel, la realidad parte de un todo (monismo) integrado cuyo significado solo será aprehendido por remisión a la totalidad en la que se inscriben.  Sin embargo, a diferencia de sus antecesores, cree en una totalidad dinámica: cada cosa es lo que es en el seno de un devenir continuo, que se produce por la diferencia, por lo contradictorio del ser.

    Asume, que el movimiento esencial del ser es cambiante, dialéctico, pues devela la lucha interna entre las partes para minimizar su oposición a la unidad. Finalmente, sostiene este filósofo que, dado que el pensamiento debe captar, asimilar una realidad en movimiento, Hegel desarrolla una lógica que le permite conocer el ser (el Absoluto) sin excluir el devenir y Immanuel los cambios de una sociedad.

    NOTA
    El hombre que no es capaz de luchar por la libertad, no es un hombre, es un siervo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir