Biografía de Hans Christian Andersen

En esta Biografía de Hans Christian Andersen, conoceremos a uno de los autores más populares dedicado al género de la literatura infantil, enmarcado siempre en el Movimiento del Romanticismo.

Fiel exponente del romanticismo, su obra comprende varios libros de poemas, novelas y piezas para el teatro; sin embargo, debe su fama a sus cuentos de hadas publicados entre los años 1835 y 1872, tan populares y célebres que a veces son concebidos como cuentos tradicionales anónimos.

Por su vigorosa inventiva y la ecuánime sencillez de su estilo y de su técnica narrativa, Andersen se ha constituido en el primer gran clásico de la literatura infantil.


Índice

    Resumen de la biografía de Hans Christian Andersen

    Biografía de Hans Christian Andersen: Vida y Obra Literaria
    “El patito feo”; “La sirenita”, “El soldadito de plomo”, “El traje nuevo del emperador”, “La princesa y el guisante”, son algunos de sus cuentos.

    Hans Christian Andersen es un escritor danés, considerado como uno de los autores más populares de la literatura infantil, especialmente por sus afamados cuentos “El patito feo”; “La sirenita”, “El soldadito de plomo”, “El traje nuevo del emperador”, “La princesa y el guisante”, entre otros no menos interesantes, que han sido la delicias de millones de niñas y niños en el mundo.

    Hans Christian Andersen vino al mundo el 2 de abril de 1805 en Odense, Funen, Reino entonces de Dinamarca-Noruega, producto de la unión matrimonial de sus padres: Hans Andersen y Anne Marie Andersdatter, un humilde y sencillo zapatero y una agraciada lavandera.

    Con tan solo once años ve morir a su padre, y a partir de esa edad es criado por una madre alcohólica, por lo que tuvo que ganarse la vida hasta de mala manera en sus primeros años para poder sobrevivir, mientras en su interior de forma muy subjetiva iba desarrollándose esas ganas de ser escritor.

    Estudios de Hans Christian Andersen

    De pequeño Hans recibió muy poca educación, pero fue su padre quien antes de morir le cultivó su imaginación y el gusto por la narrativa al contarle miles de historias, fabulas y crónicas fantásticas y instruyéndole para que pudiese crear su propio teatro de títeres.

    Pero con tan solo catorce años, se vio en la necesidad de escapar a Copenhague buscando sus sueños, una mejor calidad de vida y para tratar de convertirse en un gran actor o cantante. Fue así como logró trabajar para Jonas Collin, distinguido director del Teatro Real, quien, valorando su talento, decidió financiarle sus estudios.

    Hans Christian Andersen y su Vida Privada

    Víctor Moreno, María E. Ramírez, Cristian de la Oliva, Estrella Moreno y otros (2000), autores de la Biografía de Hans Christian Andersen, publicada en su  website buscabiografias.com, nos dicen que contó con muchas amistades femeninas en su vida y se enamoró de varias de ellas, pero murió virgen.

    También puede leer: Biografía de Carlo Collodi

    Esto también lo ratifica la Biografía de Hans Christian Andersen (H.C. Andersen y sus amigas), escrita por Bente Kjoelbye, quien además lo describe como alguien tímido, penoso con las mujeres, incluso insinúa sus preferencias  homosexuales ya que señala que “algunos hombres le hechizaron el corazón”.

    Hans Christian Andersen el Escritor

    Hans Christian Andersen el Escritor
    Hans Christian Andersen y sus afamados Cuentos: El Patito Feo

    Desde el año 1822 este escritor llegó a publicar diversas poesía y obras de teatro, consiguiendo su primer éxito con la obra “Un paseo desde el canal de Holmen a la punta Este de la isla de Amager” entre los años 1828 y 1829, un cuento fantástico en el que busca imitar el estilo narrativo del escritor alemán E. T. A. Hoffman.

    Su primera novela “El improvisador”, o “Vida en Italia”, editada en el año 1835, fue alabada y recibió una muy buena aceptación por parte de la crítica especializada de su tiempo, llegando incluso a viajar por Europa, Asia y África y escribir unas cuantas obras de teatro, novelas y libros sobre sus viaje.

    Hans Christian Andersen y sus afamados Cuentos

    Más de ciento cincuenta cuentos infantiles llegó a escribir este amante de las letras, hecho este que lo encumbró como uno de los grandes de la literatura mundial.

    Entre sus transcendentales innovaciones hay que destacar el empleo de un lenguaje cotidiano y magnificar las expresiones de los sentimientos e ideas que antes se pensaba que no podían ser comprendidas por los niños.

    Entre sus diversos cuentos populares muchos han sido traducidos a más de cien idiomas y han sido adaptados a obras de teatro, ballets, películas y obras de escultura o pintura.

    Selección de cuentos

    Selección de cuentos

    • El traje nuevo del emperador
    • La pequeña cerillera
    • La sirenita
    • El patito feo
    • Las Zapatillas Rojas
    • El soldadito de plomo
    • La niña de los fósforos

    Prosa escrita por Hans Christian Andersen

    Prosa escrita por Hans Christian Andersen
    Otro de sus cuentos famosos: La Sirenita

    “¡Qué frío tan atroz! Caía la nieve, y la noche se venía encima. Era el día de Nochebuena. En medio del frío y de la oscuridad, una pobre niña pasó por la calle con la cabeza y los pies desnuditos.

    Tenía, en verdad, zapatos cuando salió de su casa; pero no le habían servido mucho tiempo. Eran unas zapatillas enormes que su madre ya había usado: tan grandes, que la niña las perdió al apresurarse a atravesar la calle para que no la pisasen los carruajes que iban en direcciones opuestas.

    La niña caminaba, pues, con los piececitos desnudos, que estaban rojos y azules del frío; llevaba en el delantal, que era muy viejo, algunas docenas de cajas de fósforos y tenía en la mano una de ellas como muestra. Era muy mal día: ningún comprador se había presentado, y, por consiguiente, la niña no había ganado ni un céntimo. Tenía mucha hambre, mucho frío y muy mísero aspecto. ¡Pobre niña! Los copos de nieve se posaban en sus largos cabellos rubios, que le caían en preciosos bucles sobre el cuello; pero no pensaba en sus cabellos. Veía bullir las luces a través de las ventanas; el olor de los asados se percibía por todas partes. Era el día de Nochebuena, y en esta festividad pensaba la infeliz niña.

    Se sentó en una plazoleta, y se acurrucó en un rincón entre dos casas. El frío se apoderaba de ella y entumecía sus miembros; pero no se atrevía a presentarse en su casa; volvía con todos los fósforos y sin una sola moneda. Su madrastra la maltrataría, y, además, en su casa hacía también mucho frío. Vivían bajo el tejado y el viento soplaba allí con furia, aunque las mayores aberturas habían sido tapadas con paja y trapos viejos.

    Sus manecitas estaban casi yertas de frío. ¡Ah! ¡Cuánto placer le causaría calentarse con una cerillita! ¡Si se atreviera a sacar una sola de la caja, a frotarla en la pared y a calentarse los dedos! Sacó una. ¡Rich! ¡Cómo alumbraba y cómo ardía! Despedía una llama clara y caliente como la de una velita cuando la rodeó con su mano. ¡Qué luz tan hermosa! Creía la niña que estaba sentada en una gran chimenea de hierro, adornada con bolas y cubierta con una capa de latón reluciente. ¡Ardía el fuego allí de un modo tan hermoso! ¡Calentaba tan bien!

    Pero todo acaba en el mundo. La niña extendió sus piececillos para calentarlos también; más la llama se apagó: ya no le quedaba a la niña en la mano más que un pedacito de cerilla. Frotó otra, que ardió y brilló como la primera; y allí donde la luz cayó sobre la pared, se hizo tan transparente como una gasa.

    La niña creyó ver una habitación en que la mesa estaba cubierta por un blanco mantel resplandeciente con finas porcelanas, y sobre el cual un pavo asado y relleno de trufas exhalaba un perfume delicioso.

    ¡Oh sorpresa! ¡Oh felicidad! De pronto tuvo la ilusión de que el ave saltaba de su plato sobre el pavimento con el tenedor y el cuchillo clavados en la pechuga, y rodaba hasta llegar a sus piececitos. Pero la segunda cerilla se apagó, y no vio ante sí más que la pared impenetrable y fría.”

    Frases Célebres de Hans Christian Andersen

    Frases Célebres de Hans Christian Andersen
    “La vida misma es el cuento de hadas más maravilloso”

    NOTA

    “La vida misma es el cuento de hadas más maravilloso”

    «Disfruta la vida. Hay mucho tiempo para estar muerto»

    Sabía Ud., Que...

    NOTA

    • Este escritor le tenía pánico terrible a los perros y no ingería carne de cerdo por su temor a contraer triquinosis.
    • Cuando emprendía sus viajes siempre llevaba una cuerda larga en la maleta por si acaso tenía que escapar de un incendio.
    • El miedo que más tenía era que le declararan muerto accidentalmente y lo sepultaran vivo, por ello antes de acostarse cada noche, redactaba una nota que decía: «Parece que estoy muerto».

    Muerte de Hans Christian Andersen

    Muerte de Hans Christian Andersen
    Murió el 4 de agosto del año 1875 en Copenhague, Dinamarca.

    Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E. (2004) en la Biografía de Hans Christian Andersen, publicada en el website biografiasyvidas.com de la Enciclopedia biográfica en línea, nos dicen que Hans Christian Andersen murió el 4 de agosto del año 1875 en Copenhague, Dinamarca.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir