Biografía de José María Velasco Gómez

En esta Biografía de José María Velasco Gómez, nos adentramos en un hombre innovador de la pintura y de la Ecología, donde el enfoque principal de los pintores de México en la Academia de San Carlos, tenía como protagonista a la figura humana en todas sus versiones.

En ella visionamos composiciones religiosas, históricas, mitológicas, etc, y para este reconocido paisajista mexicano fue un gran acierto, haber dedicado varias de sus obras a la representación de la naturaleza; consagrándolo como el pionero en esta clase de pinturas.


Índice

    Resumen de la biografía de José María Velasco Gómez

    José María Velasco Gómez es otro de los destacados pintores mexicanos, que ha sido considerado como el paisajista más importante de México, gracias a sus impresionantes obras como “El Padre Eterno” y “El valle de México”, entre otras no menos importantes.

    Cabe señalar que este pintor y naturalista, cuyo nombre real era José María Tranquilino Francisco de Jesús Velasco Gómez Obregón, vino al mundo el 6 de julio de 1840 en Temascalcingo, Estado de México, gracias a la unión de Felipe Velasco y María Antonia Gómez Obregón, quienes en 1849 se trasladaron a la Ciudad de México, donde a los pocos meses de su arribo falleció su padre.

    Según la poca Biografía de José María Velasco Gómez, se sabe que tuvo como cónyuge a Luz Sánchez Armas Galindo, con quien procreó una hija de nombre Mercedes Velasco Sánchez Armas

    Sus Estudios

    José María Velasco Gómez laboró como trabajador dependiente en una tienda de ropa, mientras cumplía con sus estudios en el Colegio Lancasteriano de Santa Catarina Mártir, donde siempre demostró su afición por el dibujo.

    Fue para el año de 1855 cuando logró ingresar en la Academia de Artes de San Carlos. Poco tiempo después, se integró a la clase de paisaje, que fuera  impartida por el pintor italiano Eugenio Landesio.

    Su Carrera como Pintor

    Su Carrera como Pintor

    Por ser considerado como uno de los más grandes paisajistas del siglo XIX, en 1868, fue nombrado Profesor de Perspectiva, mientras que en el año de 1889 fue encargado por el Gobierno de México como jefe de la delegación que asistió  a Francia trasladando las pinturas de varios autores, que fueron exhibidas en la Exposición Universal de París, con la cual se conmemoraba el primer centenario de la Revolución Francesa.

    En el año de 1893 participó en la Feria Mundial de Chicago, en cuya exposición se festejaba el cuarto centenario del descubrimiento de América. Y en el año de 1902 abandonó el dictado de la clase de Perspectiva en la Academia de Arte de  San Carlos.

    Su Vida Privada

    De su vida privada es poco lo que se conoce sobre este artista mexicano. Apenas se tiene conocimiento de que en el año de 1868 contrajo matrimonio con Luz Sánchez Armas Galindo, con quien fue padre de una hija, llamada Mercedes.

    Sabías que...

    NOTA
    • Como científico este artista combinó en sus obras sus conocimientos sobre botánica, zoología, geología o anatomía, lo que le ayudó a modelar con tanto realismo y detalle la naturaleza en sus hermosos cuadros.
    • Como paisajista del siglo XIX comulgó con el movimiento del Realismo, del género paisaje. Y estudió arte bajo la dirección del maestro Italiano Eugenio Landesio, quien comenzó a enseñar en la Academia en 1855.
    • Landesio aplicó la pintura de paisaje en México, llevándolo a un alto sitial en el mundo del arte, fundamentándose en las teorías articuladas de composición como parte de su experiencia en muchos de los paisajes.
    • José María Velasco Gómez, quien fue su discípulo más afamado, tras la salida de su mentor en 1877, llegó a dominar la pintura del paisaje mexicano y ganó gran una reputación internacional, cuyas obras pictóricas se transformaron en parte de colecciones en los Estados Unidos.

    Desarrollo Artístico de José María Velasco Gómez

    Desarrollo Artístico de José María Velasco Gómez

    Este artista fue un erudito mexicano del siglo XIX, y un famoso pintor que hizo del territorio mexicano un símbolo de identidad nacional a través de sus obras pictóricas.

    Se convirtió en uno de los artistas más populares de su tiempo, incluso reconocido internacionalmente. Fue condecorado con numerosas distinciones como la Medalla de Oro de la exposición nacional de Bellas Artes en el año de  1874 y 1876.

    Asimismo, fue consagrado con la medalla de oro de la exposición internacional de Filadelfia en el año 1876, al cumplirse el centenario de la independencia de los Estados Unidos.

    A su vez, recibió la medalla de la Exposición Universal de París del año 1889, al cumplirse los cien años del estallido de la revolución francesa. Su pintura “El valle de México” se le tiene como la obra maestra de Velasco, de la cual pudo crear siete copias diferentes. De todos los pintores del siglo XIX, Velasco fue el primero en ser apreciado en el período posrevolucionario como un ejemplo de nacionalismo.

    Por otra parte, y como dato curioso, este artista se interesó en la ciencia y como alumno de la Academia de San Carlos se formó en Zoología y Botánica en la escuela médica más cercana; además estudió matemáticas, geología y topografía antes de llegar a ser un estudiante de pintura.

    En el año de 1879, caracterizó una nueva especie de Ambystoma hallada en la laguna de Santa Isabel, al norte de la ciudad de México y con ello logró publicar  sus observaciones en la revista científica mexicana “La Naturaleza”.

    Importancia del trabajo artístico de José María Velasco Gómez

    Importancia del trabajo artístico de José María Velasco Gómez

    José María Velasco Gómez desarrolló una larga carrera elevando el paisajismo mexicano a reconocimiento y fama  internacional. Uno de sus hermosos cuadros paisajistas sobre el Valle de México se encuentra en el Museo del Vaticano, que fue llevado alla como un regalo al Papa León XIII.

    Asimismo, sus escenas sobre el paisaje mexicano son una fuente visual para los historiadores ambientalistas, pues nos muestran el valle de México antes de su degradación en el siglo XX, gracias a la contaminación del aire y la expansión urbana.

    Además su arte paisajístico tiene un gran atractivo, ya que es más accesible que los cuadros históricos que requieren del espectador entender un evento en particular.

    Por esa razón, hoy el gobierno del estado de México, le ha entregado un premio al mérito artístico en su nombre, por haber nacido en ese estado, al igual que los destacados Luis Nishizawa, Leopoldo Flores, Ignacio Barrios y Héctor Cruz.

    Igualmente, se ha creado un museo que lleva su nombre, el cual abrió sus puertas en el año de 1992 en la ciudad de Toluca, con el propósito de conservar y promover sus hermosas pinturas.

    Técnicas pictóricas utilizadas por José María Velasco Gómez

    Entre las técnicas usadas por José María Velasco, quien plasmó la geografía mexicana, con marcado acento romántico en sus últimos años, haciendo de sus pinturas paisajistas el símbolo de la identidad nacional.

    Igualmente, de acuerdo con la Biografía de José María Velasco, se tiene conocimiento que  fue un dibujante excepcional, con una técnica muy depurada, un trazo sumamente preciso y un refinado toque colorido.

    De esta manera, vemos que todas sus virtudes artísticas están  hermosamente plasmadas en las majestuosas visiones del valle de México, en la cual presentó de modo naturalista y a la vez poético la grandeza del sinigual Altiplano.

    Así mismo, José María Velasco se destacó como profesor de numerosos artistas y fue el referente de muchos muralistas reconocidos, tales como José Clemente Orozco, Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros, quienes después se opusieron vehementemente con su tendencia, para adoptar un estilo pictórico más  relacionado con la revolución mejicana.

    Principales obras pictóricas de José María Velasco Gómez

    La producción de este destacado artista del paisajismo mexicano se puede clasificar en tres periodos:

    • Desde 1860 a 1889, donde se incluyen las obras: “La Plaza de San Jacinto en San Ángel”, “Las montañas de la Magdalena”, “La Alameda de México”, “El bosque de Jalapa”, “El Cedro de Chimalistac” y de “El Ahuehuete Chapultepec”, todo en óleo sobre tela.
    • Desde 1890 a 1892, cuando estuvo en contacto con los artistas impresionistas franceses, que incluye: “El Valle de México desde el cerro de Atraeualco” y “Ajusco visto desde el Tepeyac”.
    • Por último, de 1892 a 1912, un periodo muy personal, con las siguientes obras: “Rocas del cerro de Atzacoalco”, “Pirámide del Sol en Teotihuacán”, “Popocatepetl”, “Ixtlaciual”, “Templo de San Bernardo”, “Cascada de Nevaxa” y “El Puente de Metlac”. Igualmente, “La Barranca del muerto” y “El monte calvario”.

    Muerte de José María Velasco Gómez

    Muerte de José María Velasco Gómez

    Según la Biografía de José María Velasco Gómez, escrita por  Víctor Moreno, María E. Ramírez, Cristian de la Oliva, Estrella Moreno y otros, y que circula en el sitio web buscabiografias.com, a partir del año de 1905 su producción sigue siendo numerosa, desarrollando su trabajo pictórico casi exclusivamente en su casa de la Villa de Guadalupe, donde muere el 26 de agosto de 1912, siendo sus restos sepultado en el panteón del Tepeyac.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir