Biografía de Pablo Picasso Gran Pintor

Hablar de la vida y obra del gran maestro Pablo Picasso es hacer referencia al arte, al amor intenso y a la creación divina. En esta Biografía de Pablo Picasso transitamos cronológicamente por todos sus senderos y abordamos sus primeros años, sus obras, sus amores y su pasión por la estética, tan personal enclaustrada en sus obras.

Índice

    Biografía de Pablo Picasso

    Biografía de Pablo Picasso

    Pablo Picasso como artista fue una de las figuras más rara en el ámbito de las artes. Como hombre fue protagonista y creador inconfundible de las diferentes tendencias artísticas que estremecieron la plástica del siglo XX, desde su inimitable cubismo hasta la escultura neofigurativa, así como del grabado y el aguafuerte a la cerámica artesanal o la escenografía que ideaba para el ballet clásico.

    Su grandiosa y valiosa obra se expandió a lo largo de más de setenta y cinco años de actividad creativa, la que este pintor supo compaginar sabiamente con la política, la amistad, el amor y un jubiloso y contagioso disfrute de la vida. Siendo famoso desde su juventud, fue admirado y requerido por personajes célebres y poderosos.

    Para muchos, fue un sencillo español, saludable y generoso, poseedor de una asombrosa capacidad de trabajo, embelesado con los barrios bohemios de la vieja París, con su sol Mediterráneo, amante de las corridas de toros y la gente sencilla, especialmente de las mujeres hermosas, afición y atracción que siempre cultivó sin hacer alarde.

    Pablo Picasso: De Málaga a La Coruña

    Picasso: el niño que lo creyeron muerto al nacer...

    Su nombre real era Pablo Diego José Ruiz Picasso y vino al mundo un 25 de octubre de 1881, cerca de la plaza de la Merced de Málaga, como primogénito del pintor vasco José Ruiz Blasco y María Picasso López, oriunda de Andalucía.

    Su padre fue profesor de dibujo en la Escuela Provincial de Artes y Oficios, también llamada Escuela San Telmo. Su primera infancia, no muy halagadora, transcurrió entre los conflictos financieros de la familia y una muy cercana relación con su padre, cultivada con devoción entre ambos.

    Se mostró como un escolar muy poco discreto, bastante perezoso y siempre distraído, pero con una prematura facilidad para las artes del dibujo, que su padre José estimulaba con orgullo. Alrededor del año 1891 la familia se ve obligada a trasladarse a La Coruña, donde el Instituto da Guarda solicita los servicios de su padre como profesor.

    Para ese entonces Pablo Picasso inicia sus primeros ensayos pictóricos, y luego de tres años más tarde su padre y primer maestro le obsequia sus propios pinceles y caballetes, fascinado por el talento de su hijo.

    Por allá por el año de 1895, su padre, Ruiz Blasco, se gana un puesto de docente en la Escola d'Arts i Oficis de la Llotja de la ciudad de Barcelona. Allí, Pablo Picasso resuelve en un día todos los ejercicios del examen que se tenía previstos para hacerse en un mes, y finalmente es aceptado en esta escuela.

    Sin perder tiempo, este admirado artista, ya en 1896 y con tan sólo quince años, inaugura su primer taller de dibujo en la calle de la Plata de la Ciudad Condal.

    Así, obtiene una mención honorífica dos años después en la gran exposición de Madrid por su obra “Ciencia y Caridad”, aun impregnada de un realismo académico que lo había marcado, en la cual el padre sirvió como modelo para dibujar la figura de un médico.

    Este galardón lo estimuló a rendir oposición al curso adelantado de la Academia de San Fernando, mientras tantos sus trabajos, influidos por el estilo de El Greco y Toulouse-Lautrec, lo hicieron merecedor de nuevos premios en Madrid y Málaga.

    Nuevos Premios, la Revista Arte Joven y su Viaje a París

    Llegado el año de 1898 Pablo Picasso, deseando nuevos reconocimientos, desarrolla y ejecuta su primera muestra personal en Els Quatre Gats de la ciudad de Barcelona.

    En medio del otoño del año 1900 visita la ciudad de París con el propósito de poder disfrutar la Exposición Universal, donde logra vender tres dibujos al comerciante Petrus Mañach, quien le ofreció 150 francos mensuales por toda su obra realizada en un año.

    Convertido ya en un artista profesional, Pablo Picasso toma la decisión de solo firmar con el apellido materno. A su vez, coedita en Madrid (1901) la efímera revista Arte Joven, y en marzo de ese mismo año nuevamente regresa a París, donde se da el encuentro con Max Jacob y comienza una gran amistad, lo que luego fuese llamado como su «período azul».

    Al siguiente año expone su primera muestra parisiense como parte de la galería de Berthe Weill, y al llegar el año de1904 toma la acertada decisión de trasladarse de forma definitiva a la capital francesa.

    Paris, el Amor y el Escándalo por su Estilo

    El Picasso más cruel: así deformaba a sus mujeres

    Al llegar a París, Pablo Picasso decide instalarse en el célebre Bateau-Lavoir, ubicado en el número 13 de la famosa calle Ravignan (hoy plaza Hodeau), alojamiento compartido por diferentes artistas de su época, como el también español Juan Gris.

    En ese espacio, concilio amistad con Braque y Apollinaire, llegándose incluso a enamorar perdidamente de Fernanda Olivier. Por más de tres años, Pablo Picasso se dedicó a pintar y dibujar sin cesar, sin descanso, rendido ante la influencia de Cézanne, mientras desarrolla con Braque las líneas esenciales del cubismo analítico, cuya obra experimental pudo plasmar en Las señoritas de Aviñón, culminada por Picasso en el año de 1907.

    Sin esperarlo, el asombro y el escándalo lo sorprende ante un estilo amorfo que rompe con todos los cánones establecidos para esa época y va ganando nuevos partidarios, mientras que su audaz inventor expone en Munich (1909) y en Nueva York (1911).

    Pero, en medio de la vorágine de la fama y el éxito, Pablo Picasso encontró una nueva compañera: Marcelle Humbert, y apoyado siempre por Braque, se arriesga a crear el cubismo sintético, que los aproximó a las fronteras creativas de la abstracción.

    Lo que si es totalmente cierto es que, en su extensa variada obra, este artista español nunca llegó a abandonar la figuración. Tiempo después se traslada de Montmartre a Montparnasse, y apertura nuevas exposiciones suyas tanto en Londres como en Barcelona.

    Con Olga Clochlova en París (1919)

    Primera Guerra Mundial, Sus Conflictos de Parejas y su Consagración

    Con el inicio de la Primera Guerra Mundial en 1914, a Pablo Picasso le sobrevienen diferentes tragedias: Braque y Apollinaire son desplazados y su compañera Marcelle fallece súbitamente ese otoño.

    Impactado por los acontecimientos, Pablo Picasso se aleja prácticamente del cubismo, y busca otras perspectivas, otros senderos artísticos, y ciertamente, los halla en el año 1917, cuando mediante la amistad con Jean Cocteau conoce a Serguéi Diáguilev, quien le encarga los decorados del escenario para el ballet Parade de Erik Satie.

    Al finalizar la Guerra, un nuevo amor entra a su corazón: la bailarina Olga Clochlova, con quien se casa en 1918, y hasta el año 1925 trabajó en diversas puestas en escena de ballets que dieron cauce a su evolución pictórica. Pero también vive un nuevo sufrimiento: la muerte de Apollinaire por una grave herida en la cabeza.

    Con una vieja pintura de su madre, creada en 1918, obtiene un millonario premio, el Carnegie de 1930, con el cual pudo adquirir una ostentosa villa campestre en Boisgelup, y estar más de un año viajando y paseando por toda España.

    Para esa época retoma la escultura y mantiene un fugaz romance con Teresa Walter, con quien procrea su primera hija, Maya. Todo esto condujo a La Clochlova a iniciar un escandaloso litigio para obtener el divorcio, que el juez se negó a conceder. No obstante, despechado, Pablo Picasso de nuevo se enamora, pero ahora de Dora Maar.

    La Guerra Civil, El Güernica y la Cerámica.

    Su gran Obra: El Guernica

    Con el estallido de la Guerra Civil en España, Pablo Picasso apoyó con firmeza el bando republicano, y aceptó simbólicamente dirigir el Museo del Prado, mientras que en 1937 pinta en París su monumental y reconocida obra: El Guernica.

    Un par de años después se lleva a cabo una gran exposición de antología en el Museo de Arte Moderno de Nueva York. Pero deprimido por el éxito de los nacionales y luego de la ocupación de Francia por el ejército nazis, decide pasar la mayor parte de la Segunda Guerra Mundial esforzándose y haciendo su trabajo como artista en su refugio de Royan.

    Para el año 1944 se inscribe en el Partido Comunista Francés y saca a conocimiento del publico 77 nuevas obras durante el Salón de Otoño. Tiempo después se enamora de la litografía y de la joven y bella pintora Françoise Guillot, con quien convive hasta 1946.

    De esta forma se inicia su etapa de Vallauris, en la que trabajó en sus grandiosas y hermosas cerámicas. Con Françoise logró procrear dos hijos más: Claude, nacido en 1947, y Paloma en 1949.

    NOTA
    Sabías que…

    • Los padres de Pablo Picasso creyeron por un momento que había nacido muerto, ya que no lloraba, ni hacía movimientos después de su nacimiento. Sumidos en la desesperación, al parecer, el humo de un cigarrillo logró que el bebe se pusiera a toser.
    • La vida sentimental de Picasso estuvo rodeada de amores y deslices permanentes, pues si bien se logró casar hasta tres veces, no logró frenar su conducta de eterno enamorado.
    • Mientras estuvo casado con su segunda esposa, Olga Koklova, llevó a su cama varias amantes, entre ellas, una joven hermosa de 17 años, Marie-Thérèse Walter. Poco tiempo después su matrimonio terminó a causa del embarazo de esta chica, que lo deslumbró.

    La Vejez y su Enfermizo Deseo de Amar

    Un detalle del Güernica

    Este artista infatigable, ya anciano en 1954 quedó fascinado por Sylvette David, una reservada adolescente de fino perfil y largos cabellos rubios, quien aceptó posar para él a cambio de la su elección de uno de sus cuadros, trató que se cumplió, cuyo resultado produce algunas de las obras más reconocidas y reproducidas de este afamado pintor, como el célebre perfil de Sylvette en la butaca verde.

    Si fascinado se vio por la sutil figura de Sylvette que había sido platónica, no corrió con la misma suerte por la atracción que sintió por Jacqueline Roqué, dama de sorprendente belleza a quien también tomó como compañera en el 1957, un año antes de pintar el formidable y majestuoso mural de la UNESCO.

    La famosa firma de Pablo Picasso

    la Famosa Firma de Picasso

    NOTA
    La obra artística de Pablo Picasso ha traspasado todas las fronteras del mundo y su firma es de inmediato reconocida por millones, ya que, siendo casi un niño, llegó a firmar sus primeros cuadros u obras con el estilo tradicional, P. Ruiz.

    Posteriormente, se le ocurrió añadir su apellido materno, P. Ruiz Picasso. A sus 20 años terminó firmando solo con la grafía de Picasso, cambio que se debió a su necesidad existencial de diferenciarse de su padre, un pintor frustrado que tuvo que resignarse solo a enseñar.

    Creación Intensa, Vida y Muerte

    Creación Intensa, Vida y Muerte de Picasso

    Fructífero milagro del arte y de la vida, Pablo Picasso siguió creando, amando, trabajando y viviendo con intensidad hasta morir en 1973, dejando tras su huella la más rica obra artística individual de nuestro siglo, y una inmensa herencia que ha provocado fuertes disputas en contra de su hija Paloma.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir