Biografía de Roberto Montenegro Nervo

En esta Biografía de Roberto Montenegro Nervo, escudriñamos la vida y obra artística de un pintor, muralista e ilustrador de origen mexicano, que se encumbró como uno de los pioneros del movimiento del muralismo de México, justo después de la revolución mexicana.

Ha sido autor de numerosos murales considerados como una piezas de arte exquisitas, pero entre las que se destaca la que hizo en lo que fue el monasterio de San Pedro y San Juan, el cual lleva por nombre “El Árbol de la Vida” o El “Árbol de la Ciencia”.


Índice

    Resumen de la biografía de Roberto Montenegro Nervo

    Biografía de Roberto Montenegro Nervo: Vida y Trayectoria Artística

    Roberto Montenegro Nervo fue un pintor, litógrafo y escenógrafo mexicano, que vino al mundo el 19 de febrero de 1887 en Guadalajara, gracias a la unión del coronel Ignacio Montenegro y María Nervo, tía de Amado Nervo.

    Fue un precursor y protagonista del arte contemporáneo de México y un gran difusor del arte y la cultura mexicana en el extranjero.

    Se cuenta, según la Biografía de Roberto Montenegro Nervo que a la temprana edad de dieciséis años comenzó a ilustrar algunas viñetas en los números de la Revista Moderna de México, publicación del modernismo de esa época.

    Estudios y Formación Artística

    Este reconocido artista mexicano, entre 1904 y 1905 estudió con Félix Bernardelli, artista brasileño radicado en Guadalajara. En 1906 Ingresó a la Academia de Bellas Artes de San Carlos de México, donde tuvo como maestros a Antonio Fabres, Germán Gedovius, Leandro Izaguirre y Mateo Herrera.

    Para ese entonces, y aprovechando su estancia en la capital mexicana entabló amistad con Diego Rivera, Jorge Enciso y José Juan Tablada, quien lo influye en el arte japonés.

    Para ese entonces, Obtuvo una beca de la Secretaría de Instrucción Pública para estudiar en Europa en 1906. Una vez en Europa estudió pintura en París durante dos años, bajo la guía de Colín Cowrstous y Hermenegildo Anglada Camarasa.

    Viaje a Paris

    Luego viajó a París donde se perfecciona en la pintura durante dos años, llegando incluso a exponer en los salones de "Los Artistas Franceses" y en el "Salón de Otoño", donde expuso un cuadro titulado “Las Flores”. En este viaje visitó la ciudad de Londres e Italia.

    Su regreso a México en 1910, estuvo marcado por el estallido de la Revolución mexicana. En Guadalajara contactó el Círculo Artístico, que fue fundado por Gerardo Murillo, Dr. Atl. Una vez en Guadalajara llevó a cabo dos exposiciones con bastante éxito.

    De Regreso en Europa

    En 1913 viajó nuevamente a Europa continente donde permaneció por más de seis años, tiempo en el que absorbió nuevas orientaciones de las escuelas modernas de Picasso y Juan Triso. En París logró asistir a la escuela de Bellas Artes, colaborando con Rubén Darío en la otrora Revista Mundial.

    Al iniciarse la Primera Guerra Mundial decidió radicarse en la isla de Mallorca con Antonio de la Gándara, siguiendo a su maestro Anglada. En su nueva residencia llegó a exponer en varias ocasiones sus obras, mientras trabajaba en el decorado mural del Casino de Palma y otros edificios públicos.

    A principios del año 1917 sus hermosas ilustraciones decoraron una edición infantil de la “Lámpara de Aladino” publicada en Barcelona. Al año siguiente expuso su trabajo en Madrid.

    Entre los años 1918 y 1919 realizó una exposición con sus obras artísticas en Madrid y en este último año fue publicado en Londres el álbum de dibujos “Vaslav Nijinsky, an interpretation in black, white and gold”.

    Gobierno de Venustiano Carranza

    Gobierno De Venustiano Carranza

    En 1920 durante el gobierno de Venustiano Carranza trabajó en la decoración del Teatro Nacional y diseñó la escenografía de la revista musical Desde la Luna inspirado en el Art Nouveau.

    Su amistad con José Vasconcelos, fue de gran importancia en el desarrollo de su obra artística, quien lo acompañó a buscar apoyos para la creación de la Secretaría de Educación, viajando a Oaxaca con Gabriel Fernández Ledesma para obtener información sobre artes populares e inició su interés por ellas.

    Al año siguiente fue designado como jefe del Departamento de Artes Plásticas de la Secretaría de Educación Pública, y a partir de allí llevó a cabo la organización de una exposición de arte popular que fue inaugurada por el general Álvaro Obregón.

    Posteriormente tuvo la oportunidad de exponer por primera vez en México e inició la decoración del mural de la ex iglesia de San Pedro y San Pablo, junto con  el artista Jorge Enciso. En esta época diseñó los vitrales “El jarabe tapatío” y “La vendedora de periódicos”.

    Posteriormente ingresó a la Academia de San Carlos o Escuela de Bellas Artes de México, donde estudió con Antonio Fabres, Germán Gedovius, Leandro Izaguirre y Mateo Herrera.

    Actividades Artísticas en México

    Para el año de 1920, durante el régimen de Carranza trabajó en la decoración del Teatro Nacional. De allí, que fuera nombrado Jefe del Departamento de Artes Plásticas de la Secretaría de Educación Pública.

    Desde ese cargo, entre otras actividades, organizó una gran exposición de arte popular que inauguró el Gral. Álvaro Obregón, con motivo de estarse celebrando el Centenario de la Consumación de la Independencia, exponiendo por primera vez en México, en el viejo Hotel Iturbide.

    Es por esa época que diseñó los vitrales "El jarabe tapatío" y "La vendedora de periódicos". En el año de 1922 fue encargado de la decoración del Pabellón Mexicano en Río de Janeiro, durante los festejos del Centenario de la Independencia de Brasil.

    Ese mismo año, Montenegro Nervo dio inicio a “La Fiesta de la Santa Cruz”. Entre 1923 y 1933 le tocó la oportunidad de ilustrar el libro “Taxco, el mural”; “La historia y el cuento” (mejor conocido como La lámpara de Aladino).

    También publicó “Máscaras mexicanas”, “Veinte dibujos de Taxco” y “Pintura mexicana 1800-1860”, diseñando además las escenografías del Teatro de Ulises y pintando al fresco los dos muros laterales del cubo de la escalera del viejo Colegio de San Pedro y San Pablo. Ese mismo pintó en el Bar Papillon el tema de “La Feniche” compartiendo los muros con Federico Cantú en “Vida y muerte de Arlequin”.​

    Sus Acciones como Director del Museo de Artes Populares

    Sus Acciones como Director del Museo de Artes Populares

    Ya para el año 1934 fue nombrado Director del Museo de Artes Populares de Bellas Artes, donde continuó diseñando escenografías, organizando talleres, fundando museos y publicando en México.

    A mitad de 1948 se le presentó la oportunidad de decorar el Cocktail Lounge del Hotel del Prado en la Ciudad de México, lo cual no pudo rechazar. En el año 1950 decide publicar sus "Retablos Mexicanos" y dos años después editó un álbum de veinte dibujos prologados por Alfonso Reyes.

    También realiza la decoración del Banco de Comercio con una bella alegoría titulada "Industria, Comercio y Trabajo". En el año 1957 decora el frontón del Teatro Degollado en Guadalajara "Apolo y las musas", que fue después  recubierto con mosaicos y destruido en 1963

    Otra de sus acciones artísticas, fue la decoración que hizo en el Banco de Comercio, el frontón del Teatro Degollado en Guadalajara con un relieve titulado “Apolo y las musas”, luego recubierto con mosaicos y destruido en el año de 1963.

    Al siguiente año creó un diseño en mosaico para la decoración de la Casa de las Artesanías de Guadalajara, titulado “La Muerte de las artesanías”. En 1967 fue galardonado con el Premio Nacional de las Artes, el cual compartió con el escultor Luis Ortiz Monasterio.

    Muerte de Roberto Montenegro Nervo

    De acuerdo con la Biografía de Roberto Montenegro Nervo, escritas por Víctor Moreno, María E. Ramírez, Cristian de la Oliva, Estrella Moreno y otros (2021) publicada en su sitio web buscabiografias.com, este artista falleció el 13 de octubre de 1968 por causa de una enfermedad cardiovascular en la Ciudad de México.

    Según estos biógrafos, antes de morir manifiestan que el dinero que llegó a ganar decidió donarlo a las personas humildes, ya que no deseaba que tuvieran las mismas carencias que él sufrió durante su niñez.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir