Biografía de James Joyce: La Creación Y Prohibición De Ulises

Aquí tienes la biografía de James Joyce, quien fue un escritor de historias cortas, novelas y poesía, de origen irlandés. Publicó en el año de 1916 Retrato del artista adolescente y captó la atención de Ezra Pound. Con su posterior Ulises, este autor perfeccionó su estilo y se convirtió en una celebridad literaria.

El contenido sumamente explícito de su prosa le trajo ciertos problemas legales por “obsenidad”. Joyce luchó con dolencias oculares la mayor parte de su vida y finalmente murió en 1941.

 Biografía de James Joyce. Resumen

biografia-de-james-joyce

Primeros años y educación

La biografía de James Joyce comienza cuando nace el 2 de febrero de 1882, bajo el nombre de James Augustine Aloysius Joyce, en Dublin, Irlanda. Está considerado entre los mejores escritores del siglo pasado, gracias a sus novelas, en especial con Ulises, de la cual se dice muy frecuentemente que es una de las mejores novelas jamás publicadas.

Su forma de explotar el lenguaje y el uso ingenioso de las formas literarias no le valió solamente su genialidad como escritor, también expandió diferentes horizontes para nuevos autores, enseñándoles a contar a través de la consciencia y a examinar eventos de grandes magnitudes a través de cosas de la vida diaria.

Joyce proviene de una enorme familia. Es el más viejo de diez hermanos que nacieron de la unión entre John Stanislaus Joyce y su mujer Marry Murray Joyce. El padre, un talentoso cantante (se dice que fue uno de los mejores tenores de toda Irlanda), no pudo proveer nunca un buen hogar de forma estable. Disfrutaba de beber y junto con su nula preocupación por las finanzas de la familia, nunca disfrutaron de comodidades o tuvieron dinero.

Desde una edad muy joven, Joyce demostró una tremenda inteligencia, también un don para la escritura y una profunda devoción por los textos literarios. Aprendió por sí solo la lengua noruega y de esta froma poder entender las obras de Henrik Ibsen en el lenguaje en el que habían sido escritas, y gastaba su tiempo de ocio leyendo a los clásicos como Dante, Aristóteles y a Tomás Aquinas.

Educación

Por su gran elocuencia e inteligencia, sus familiares siempre trataron de empujarlo a que tuviera educación. Bajo la tutela de los jesuitas por mucho tiempo, Joyce asistió a la Clongowes Wood College y más tarde  a la Belvedere College antes de por último asisitir a la University College Dublin, donde consiguió un título en Artes con enfoque en lenguas modernas.

Primeros trabajos: Dublineses Retrato del artista adolescente 

Dublineses

La relación de este autor con respecto a su país natal era complicada y después de se graduación dejó Irlanda para conseguir una nueva vida en la ciudad de París donde él esperaba poder estudiar medicina. Volvió, de todos modos, cuando se enteró de que su progenitora había caído en una enfermedad. Finalmente ella muere en el año de 1903. La biografía de James Joyce es algo que marcaría profundamente sus novelas.

Después de este suceso, Joyce no permanece mucho tiempo en Irlanda, solo lo necesario para encontrarse con  Nora Barnacle, trabajaba en un hotel de Galway y luego se convirtió en su compañera de vida. Alrededor de esta época, Joyce pudo publicar uno de sus primeros cuentos cortos en la publicación periódica “Homestead”.

Dicha revista publicó otro par de sus trabajos, pero el comienzo de esta carrera en el mundo literario no lo sedujo lo suficiente como para mantenerlo en Irlanda, así que en el año de 1904, él y su mujer se establecieron a lo que hoy en día es el pueblo croata de Pula, antes de establecerse en el puerto italiano de Trieste.

Ahí, Joyce impartió clases de su idioma inglés y con facilidad aprendió a hablar el idioma de Italia, uno de los muchísimos idiomas que podía hablar, entre ellos podemos incluir árabe, sánscrito y griego.  Se mudaron dos veces más, y no se casaron formalmente si no casi treinta años más tarde, y tuvieron hogares en Roma y París. Para poder llevar dinero a su familia, pues tuvieron dos niños, Goergio y Lucía, él continuó consiguiendo trabajo como profesor.

Retrato del artista adolescente

Durante todo este tiempo, James siguió escribiendo y en 1914 publica su primer libro. El título era Dublineses y era una colección de 15 historias cortas. Dos años después, Joyce publica un segundo libro, la novela Retrato del artista adolescente. 

Sabias que...
A pesar de que no tuvo gran éxito comercial, logró captar la atención del poeta americano Ezra Pound, quien alabó a Joyce por su estilo no convencional y su voz al escribir.

Ulises y la controversia

Ulises

El mismo año que Dublineses salió, Joyce comenzó a escribir la que sería su mejor novela: Ulises. La historia trata de un solo día en Dublín. La fecha: 16 de junio de 1904, el mismo día que Joyce y Barnacle se conocieron. En la superficie, la novela sigue la historia de tres personajes principales: Stephen Dedalus; Leopold Bloom, un encuestador judío y a su esposa, Molly Bloom, como también la vida de la ciudad que se desarrolla alrededor de ellos.

Sin embargo, este Ulises es una forma moderna de la Odisea de Homero, con los tres personajes principales con nuevas versiones de Telémaco, Odiseo (Ulises) y Penélope.

Con el avanzado uso del monólogo interior, la novela no lleva al lector dentro de la mente de Bloom, gracias al uso de la consciencia como técnica literaria asentando el curso para un nuevo tipo de novela.

Sin embargo, Ulises  no es una lectura fácil y después de su publicación en París en el año de 1922 por Sylvia Beach, una expatriada americana que tenía una tienda de libros en la ciudad. El libro desató opiniones polarizadas: o lo alababan o tenía una crítica afilada.

Controversia

Ambas ayudaron a aumentar las ventas del libro. Aunque realmente no lo necesitó. Mucho después de que dicha novela fuera publicada, el debate se extendió gravemente por el contenido de la novela. Partes de la historia habían aparecido en las versiones americanas e inglesas, y el libro fue prohibido en Francia muchos años después de haber sido publicado.

En los Estados Unidos, fue tachado de obsceno y las oficinas postales confiscaron las revistas que habían publicado el trabajo de Joyce. Se prohibieron cosas a lo editores y la censura provocó una batalla legal que solo logró popularizar más la novela.

De todas formas, el libro se las arregló para llegar a las manos de los lectores, quienes lograron luego distribuir más copias de la novela. En los Estados Unidos, la prohibición se volvió noticia cuando unos agentes de Nueva York se apoderadon de las copias del libro que habían sido enviadas a Random House, quienes querían publicar el  libro.

El caso llegó a la corte cuando, en 1934, el juez John M. Woolsey falló a favor de la compañía de publicaciones al declarar que el Ulises no era pornográfico. Los lectores americanos eran libres de leer el libro. En 1936, los lectores británicos de Joyce pudieron hacer lo mismo.

Mientras Joyce aún tenía que lidiar con los comentarios negativos y el resentimiento contra el Ulises, vio que su carrera literaria se había establecido. No fue un camino fácil en lo absoluto. Durante la Primera Guerra Mundial, se mudó con su familia a Zurich, donde fueron acogidos gracias a la generosidad de la editora Harriet Weaver, y el tío de Barnacle.

El resto de su carrera y Finnegans Wake

La biografía de James Joyce está llena de mudanzas. Eventualmente, Joyce y su familia se asentaron en una nueva vida en París, donde estaban viviendo cuando Ulises se publicó. El éxito, sin embargo, no podía proteger a su familia de los problemas de salud. Sufrió muchos problemas en los ojos, pasó por varias cirugías, y por varios años estuvo casi ciego. A veces, Joyce tuvo que escribir con lápiz rojo en grandes hojas de papel.

En 1939, Joyce publicó Finnegans Wake, una novela que había sido muy esperada, la cual estaba llena de bromas y palabras nuevas, probando que podía ser más difícil de leer que la anterior. Sin embargo, el libro fue un éxito inmediato, ganando el título de “libro de la semana” tanto en los Estados Unidos como en el Reino Unido no mucho tiempo después de su debut.

Un año después de la publicación de esta novela, los Joyce tuvieron que mudarse de nuevo, esta vez al sur de Francia por el avance de la invación Nazi en París. Eventualmente, la familia terminó de nuevo en Zurich.

Muerte de James Joyce

La biografía de James Joyce termina con que nunca pudo ver el final de la Segunda Guerra Mundial. Después de una operación intestinal, el escritor murió a la edad de 59 años el 13 de enero de 1941, en el hospital Schwesternhause von Roten Kreuz. Su familia estuvo con él cuando murió. Su cuerpo fue llevado a las cenizas y se conserva en el cementerio Fluntern en Zurich. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba